miércoles, 19 de junio de 2013

La influencia de los estereotipos sociales en los nuevos medios

En este post tomaré, como nuevos medios a todos aquellos medios digitales que se han implantado en la sociedad en estos últimos años en especial a todos los medios sociales digitales. El motivo de qué escriba este post, es para reflexionar acerca de si estos medios erradican los estereotipos o los refuerzan.

En primer lugar, se puede considerar que estos medios anulan el mensaje estereotipado que propagan los medios masivos ya que en estos el mensaje es mucho más individualizado y adaptable a las características de cada una de las personas que lo toman. En este sentido, se puede establecer que los estereotipos se conforman para catalogar y generalizar a todo aquel conocimiento que se escapa de nuestros horizontes. Además el alto nivel de interacción que se produce en estos medios hace que al estar en plano contacto con las personas que los estereotipos se difuminen. 

Aunque por otro lado, puede decirse que el efecto puede ser al contrario, ya que los estereotipos pueden reforzarse con las comunidades que se generan en los medios sociales de forma que se perpetúan los convencionalismos establecidos en la sociedad.

Bajo mi punto de vista, los estereotipos pueden que se perpetúen, pero su influencia se debilita. Por tanto, hay que destacar las ventajas de estos nuevos medios al diluir su influencia y permitir la interacción de las personas. Y en consecuencia hay que tomar y considerar a estos nuevos medios como plataformas para posibilitar el cambio social.    

   

jueves, 6 de junio de 2013

La evaluación en las campañas institucionales: ¿Tarea imposible o realmente difícil?

En este post quiero tratar el controvertido asunto de la evaluación en campañas institucionales. En primer lugar hay que decir que hay diversas técnicas para medir la eficacia de una campaña tanto de manera cuantitativa a través de cuestionarios o encuestas cerradas, como de forma cualitativa con focus groups, entrevistas en profundidad...

Estas pruebas tienen varias fases es decir: la primera de estas, que es el pretest se realiza antes de producir la campaña para ver las actitudes y comportamientos de las personas ante un determinado tema en cuestión como es el de la campaña y la segunda fase es la que se realiza con posterioridad con afán de conseguir ver si la campaña ha tenido un recuerdo óptimo, si el mensaje ha penetrado como debería en el target o si se han modificado los comportamientos o actitudes. 

Es en este último punto donde se concentra los problemas ya que la persona puede haber cambiado un determinado comportamiento o actitud por diversas causas que no sean las campañas. Es entonces donde se plantea ¿Cómo se puede medir esto?, la respuesta a esta pregunta es casi imposible ya que la persona puede mentirte en el cuestionario, en la entrevista, en el focus group y es un asunto que entraña una verdadera dificultad por el carácter subjetivo del ser humano y por la difícil cuantificación de este.

No obstante, desde mi punto de vista, no se debe ser alarmista diciendo que las campañas publicitarias institucionales no son eficaces ya que la influencia de las campañas se ha de tener en cuenta junto con otros factores o agentes sociales. Es decir, bajo mi punto de vista se ha de apoyar el modelo de eficacia conjunta con otros entes como pueden ser los sociales, educativos o culturales para conseguir determinar cuanta eficacia poseen las acciones llevadas a cabo con respecto al objetivo principal. 

martes, 28 de mayo de 2013

El Ejecutivo de cuentas:¿Un mero comercial o un publicista 4x4?


Una de las principales de características del trabajo de cuentas es que están empapados en la  campaña publicitaria de principio a fin, y desde casi todos los puntos de vista. La persona de cuentas está prácticamente presente en todo el proceso de creación publicitaria. Desde que la campaña es inicialmente encargada por el cliente, hasta que al final es lanzada a los medios.

Otra de las características es la paciencia que estos poseen ya que son los que siempre deben buscar el acuerdo y el entendimiento tanto con los anunciantes, como con los integrantes del resto de departamentos de la agencia: creativos, diseñadores, planners, producers, etc. Además, suelen tener una gran capacidad de comunicación y un gran don de gentes.     

A partir de aquí cabe decir que su labor posee un claro carácter comercial, pero decir que debe saber un conocimiento integral de la publicidad y el marketing para poder realizar todo lo que hace 

Con ese carácter comercial es cuando surgen numerosas empresas que se apropian de los términos de "ejecutivo de cuentas" para maquillar a sus comerciales. Si los ejecutivos de cuentas fueran meros comerciales su trabajo lo podría hacer cualquiera con vocación comercial sin ninguna cualificación. 

Los ejecutivos de cuentas, no sólo poseen una vital labor en la agencia o la empresa sino que son la comunicación que toda agencia o empresa necesita. Su labor es tan importante como los beneficios de la empresa ya que de estos dependen los clientes de la empresa. 








viernes, 17 de mayo de 2013

La publicidad hecha por y para el consumidor.


Hoy en día, las marcas necesitan que su enfoque publicitario sea centrado totalmente en el consumidor, y es por esto que surge la premisa que propugna Kotler de “La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos”. A partir de aquí no hace falta ser un genio para ver lo que está pasando: las marcas están cediendo su trabajo publicitario a sus consumidores. Evidentemente, todo ello es controlado por su equipo de marketing y comunicación que impide que se descontrole la situación. Pero es cuando surge la eterna pregunta: ¿Si esto continúa así podría suponer el fin de los departamentos de publicidad y comunicación en las empresas o de las agencias de publicidad?. Ante esta cuestión, hay que decir que su desaparición es relativa ya que desaparecen muchas de las funciones que acometen las agencias o los departamentos pero aparecen unas nuevas funciones. En este sentido, se puede decir que las agencias comienzan y crean la idea, pero que el desarrollo de la misma no es llevado a cabo por ellas.

Sus funciones varían drásticamente a las que las agencias cometían hace unos años, pero también aparecen otras nuevas como son las de control, seguimiento  e interacción con el usuario. Es decir, se pretende que el usuario se sienta parte de la marca y para ello se ha de dar todos los mecanismos posibles para que este se sienta cómodo.

Evidentemente, esto posee desventajas como será el despido o reorientación de ciertos creativos publicitarios que vean que su actividad es otra totalmente diferente a con la que empezaron en la empresa.Y es que los nuevos tiempos publicitarios, se manifiestan de forma que el consumidor es el que toma las riendas de las marcas y este es sólo uno de los muchos ejemplos. Si crees que puedes esquivar esta tendencia, estas muy equivocado porque no es una tendencia es la realidad que el consumidor lleva reclamando durante tanto tiempo. Es adaptarse o morir.    

sábado, 8 de diciembre de 2012

La contrapublicidad


La contrapublicidad es uno de los fenómenos más extendidos en la actualidad. Es uno de los fenómenos más propugnados a raíz de la explosión de tecnológica. La pluralidad que ofrece las nuevas tecnologías permite que los usuarios sean emisores de contenido con todo lo que conlleva.


Antes la publicidad no era cuestionada, o si lo era no se podía hacer pública, pero sin embargo ahora no solamente pueden hacerse públicas estas quejas a través de las redes sociales o los blogs, sino que también se puede hacer parodias y hacer públicas a través de las plataformas de vídeo. Es lo que se denomina contrapublicidad, que tienen como objetivo contrarrestar los objetivos comerciales de la marca en cuestión. 




Ante esto, los anunciantes se echan a temblar, y los que actúan, en su mayoría  lo hacen de forma pésima, criticando estas acciones. Estas acciones han de ser resueltas con nuevas campañas que solucionen esos problemas de manera que no actúen increpando sobre esta campaña, sino que reinvente su estrategia.

Esta situación, exige la convivencia de la publicidad con la contrapublicidad. Y esta última debería de interpretarse como una forma positiva de la publicidad, ya que los potenciales clientes están mostrando sus opiniones. Además esto, se podría aprovechar por parte de la publicidad de forma positiva. En definitiva, puestos a convivir es mejor hacerlo de forma armónica y siempre considerando lo que esta lleva implícita (la interactuación del espectador)    

domingo, 25 de noviembre de 2012

El neuromarketing: ¿impulsor de una publicidad mejor o manipulador de la mente?




En tiempos de crisis, las empresas cada vez más la eficacia para todos los aspectos que les rodean. En  publicidad y marketing ha surgido el neuromarketing. Esta nueva disciplina surge de la fusión entre la neurología y el marketing, en concreto se dedica a detectar y reflejar cual es el comportamiento de los consumidores ante unos determinados productos o marcas. A través de un sistema denominado, IRMf (resonancia magnética funcional),en el que se le expone a un consumidor un determinado estimulo y se escanea su reacción cerebral.

Ante esta nueva disciplina, las personas pueden establecer dos posturas enfrentadas. Por un lado, estará quienes opinen que este sistema le parece positivo porque le ofrece una publicidad que le va a gustar más y que se va adecuar mejor a sus intereses. Y en otro lugar, se conformarán grupos en los cuales opinen que esta nueva rama, se está aprovechando de la gente manipulando su mente para que los estímulos lo reciban con un mayor agrado.

Antes de pronunciar mi opinión, me gustaría dejar claro que en ningún momento estas nuevas formas se encargan de emitir estímulos al inconsciente de los sujetos y hay que mencionar que  su actividad es meramente analítica. Tras esta aclaración, hay que decir que yo me decanto a favor de estas prácticas siempre y cuando se usen para motivos legítimos y legales ya que creo que las ventajas que esta disciplina puede producir al campo del marketing supera con creces las desventajas que se derivan de su praxis.       

domingo, 18 de noviembre de 2012

La publicidad como juego y entretenimiento.


La publicidad al igual que la sociedad está en constante cambio. Los viejos modelos publicitarios basados en el producto o la marca ya no poseen el efecto que antiguamente poseían.




Ante esto, la publicidad ha tomado senderos alternativos para que la marca sea parte de la vida cotidiana de sus consumidores, y que sean propiamente estos los que transmiten el mensaje de forma clara a su grupo de influencia. Es decir, se incentiva que los usuarios se conviertan en prescriptores de la marca ante la desconfianza comunicativa que transmiten las propias organizaciones.  Es aquí donde surgen el advertainment, advergaming y el marketing de guerrilla. El primero de los casos se refiere a un híbrido entre vídeos o cortos o cualquier otro tipo de entretenimiento mediático en los que se pueda incluir la publicidad. El segundo de esto, el advergaming se refiere a la creación de un juego en el que la marca forme parte del juego y mediante este se transmita los valores de la marca.  Y el último como ya lo hemos visto en otro post, no lo voy a repetir en este.

Sus delimitaciones son cada vez menores entre un tipo u otro, y está motivando un tipo de publicidad offline que sea un feedback constante con el consumidor. Ante esto, se puede plantear si estas formas invaden el espacio público o personal de los usuarios. En cierta medida, esta conjetura es cierta ya que es nuestro tiempo de ocio lo que están ocupando y nuestro espacio urbano. Aunque por otro lado, y desde mi punto de vista más importante estas formas publicitarias suponen beneficio para las dos partes de forma inmediata como  es para la marca la interacción del consumidor y para el espectador la diversión o el entretenimiento. Y además, si combinamos todo el potencial de estas acciones offline con técnicas del mismo tipo online el efecto en las ventas puede ser devastador ya que el usuario ya no selecciona una marca sino que es parte de la propia marca.